Imprimir

Diario de Teruel, 14-mayo-2019.
Discurrirá por las rutas GR-8 y PR existentes y potenciará el turismo religioso y medioambiental. El anillo podrá ser una oportunidad de desarrollo turístico para la comarca más abandonada y despoblada de Aragón.

El itinerario principal de unos 600 km comienza en el Monasterio de San Juan de la Peña el viejo (Huesca) y finaliza en la Catedral de Valencia.


El promotor y empresario turístico Francisco Miguel Gómez con el bordón de peregrino y el vaso símbolo del "camino" sobre el Puente de Piedra de Fortanete